Suplemento Todas 77 – Julio 2014

Más allá del poder: el ascenso de las mujeres en la política internacional

 

Cada vez más liderazgos femeninos están derribando las barreras que cercan la política tradicional y se están abriendo paso para cambiar las reglas de un juego que antes estaba reservado solo para los hombres. Es cierto, el legado de figuras como Indira Gandhi en la India, Benazir Bhutto en Pakistán, Margaret Thatcher en el Reino Unido o Golda Meir en Israel no puede ni debe demeritarse.

Sin embargo, parece que esta vez nos encontramos ante un fenómeno de participación femenina mucho más grande y que ha llegado a más rincones alrededor del mundo. Actualmente, es evidente que cada vez participan más mujeres en la vida pública y su papel es cada vez más relevante en la economía y en la política internacional.

En los últimos años, hemos sido testigos del ascenso al poder de Ellen Johnson Sirleaf en Liberia, un país que busca superar los rezagos dolorosos de las guerras civiles y de la miseria. Hemos presenciado además los frutos de la lucha incesante de Aung San Suu Kyi, que pasó de ser una activista política bajo arresto domiciliario a una representante parlamentaria en Birmania. Hace unos meses apenas, vimos también cómo el futuro político de Chile se definía entre las plataformas de gobierno de dos candidatas y cómo Michelle Bachelet volvió a recibir la confianza de los ciudadanos chilenos.

En medio del surgimiento de los liderazgos femeninos alrededor del mundo, cuya lista incluye a figuras como Angela Merkel, Hillary Clinton y Dilma Rousseff, el informe de participación de mujeres en la política para 2014 de ONU Mujeres confirma a América Latina como punta de lanza de este nuevo fenómeno global.[1] Sin lugar a dudas, estas son grandes noticias para nuestra región.

Al paralelo, en un mundo no muy lejano parece escribirse una historia completamente diferente. En ese mundo, por cada minuto que pasa, una mujer muere en labor de parto[2] y una mujer joven se infecta de VIH.[3] En ese mundo, los grupos delictivos dedicados a la trata de personas obtienen beneficios de alrededor de 3000 millones de dólares al año (solo en Europa) y dos de cada tres de sus víctimas son mujeres.[4] En ese mundo, a millones de mujeres se les niega el derecho a estudiar y trabajar, y cuando lo hacen suelen ganar en promedio entre 10% y 30% menos que los hombres.[5] En ese mundo, 140 millones de niñas y mujeres han sido víctimas de mutilación o ablación genital.[6]

Paradójicamente, ambas realidades se hacen patentes y coexisten cotidianamente. Los avances y los problemas en materia de género han rebasado a los sistemas de gobierno, a los niveles de desarrollo económico, a las divisiones religiosas y a las barreras geográficas.

Ante estas cifras y las historias detrás de ellas, es urgente que el ascenso de las mujeres en la política internacional no sólo se materialice en grandes nombramientos y en posiciones de gran responsabilidad, sino que además permee los círculos de poder para atender los retos y las necesidades de los sectores más vulnerables.

Para atender este propósito, es importante distinguir entre dos tipos no excluyentes de representación política. El primero es el criterio de representación descriptiva que asume que los intereses de un grupo pueden ser mejor defendidos por personas como ellos. Por ejemplo, el establecimiento de cuotas de género y la inclusión de asientos reservados para miembros de minorías atienden este criterio.

Por su parte, el segundo es el criterio de representación sustantiva que establece que los intereses de ese grupo deben ser protegidos por las acciones de su representante, sin importar que forme parte de esa agrupación o no. Las propuestas de legisladores —hombres o mujeres— que apunten a resolver estos problemas son una muestra de este patrón de representación.[7]

En este sentido, se han hecho avances significativos en materia de representación descriptiva de género y es muy importante que se continúe esta tarea, pero es necesario apostar también por acciones sustantivas que complementen este esfuerzo. Se necesitan más mujeres, pero también más acciones a favor de ellas.

Asimismo, es necesario reconocer que los problemas de género son también problemas para los países y, por ende, para los hombres que viven en esos países. De hecho, cada vez que los abusos contra las mujeres quedan impunes se vulneran nuestras garantías como ciudadanos de recibir un trato justo ante la ley. Cada vez que a una mujer no se le da un trato digno en nuestros hospitales se evidencian las carencias de nuestros sistemas de salud y se compromete nuestro propio derecho a la salud. Del mismo modo, cada vez que se niega el derecho de una mujer a desarrollarse profesionalmente, se pierde una oportunidad de potenciar entornos más prósperos y que nos permitan vivir mejor. Por lo tanto, es crucial que todos y todas abramos los ojos a esta realidad y busquemos juntos una solución para este reto.

[1]ONU Mujeres, “Women in Politics: 2014”, disponible en:   http://www.unwomen.org/~/media/Headquarters/Attachments/Sections/Library/Publications/2014/wmnmap14_en%20pdf.pdf

[2] Organización Mundial de la Salud, “Actuemos ya por las mujeres y los niños”, disponible en: http://www.who.int/pmnch/activities/mortalidad_materna.pdf

[3] ONUSIDA, “Cada minuto, una mujer joven se infecta con el VIH”, disponible en: http://www.unaids.org/es/resources/infographics/20120608gendereveryminute/

[4] Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, “La trata de personas: compraventa de seres humanos”, disponible en: http://www.unodc.org/toc/es/crimes/human-trafficking.html

[5] ONU Mujeres, “Empoderamiento económico: Hechos y cifras”, disponible en: http://www.unwomen.org/es/what-we-do/economic-empowerment/facts-and-figures

[6] ONU Mujeres, “Terminar la violencia contra las mujeres: Hechos y cifras”, disponible en: http://www.unwomen.org/es/what-we-do/ending-violence-against-women/facts-and-figures

[7] Ver Hannah Fenichel Pitkin. 1967. The Concept of Representation, University of California Press, pp. 323.

Texto original en: http://www.inmujeres.gob.mx/inmujeres/images/stories/todas/todasmilenio_77.pdf

todasmilenio_77-15

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s